Logo - Alimentos Processados

Logo - Plataforma de Inovação Tecnológica do ITAL

Seguridad y salud para el consumo

Seguridad y salud de los ingredientes, aditivos y otros ingredientes alimenticios

Los ingredientes y aditivos alimenticios existentes en los alimentos procesados necesitan la aprobación de las autoridades competentes, una vez comprobada su seguridad para el consumo humano.

ANVISA, Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de la Salud, autoriza la utilización de los aditivos alimenticios, dentro de condiciones y límites estrictos considerados seguros. Los criterios de autorización son bastante rigurosos.

Las empresas necesitan cumplir varias exigencias para poder usar un nuevo aditivo o para lanzar un nuevo producto procesado en el mercado. ANVISA autoriza la comercialización SÓLO de alimentos procesados considerados seguros. Para orientar a las empresas ANVISA ofrece guías bastante detalladas sobre los procedimientos necesarios.

Guia de Procedimentos para Pedidos de Inclusão e Extensão de Uso de Aditivos Alimentares e Coadjuvantes de Tecnologia de Fabricação na Legislação Brasileira.
Guía de Procedimientos para Pedidos de Inclusión y Extensión de Uso de Aditivos Alimenticios y Coadyuvantes de Tecnología de Fabricación en la Legislación Brasileña.
Guia para Comprovação da Segurança de Alimentos e Ingredientes
Guía para la comprobación de la seguridad Alimenticia e ingredientes

En todo el mundo, los aditivos alimenticios usados por las industrias también son controlados por el JECFA, institución internacional vinculada a la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y la Organización Mundial de la Salud.

El JECFA, Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives, tiene un equipo de expertos dedicados a evaluar la seguridad en el uso de los aditivos. Este equipo técnico establece los límites de ingesta diaria para cada aditivo en cada alimento procesado.

Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives (JECFA)
Nutrition and consumer protection

Los aditivos alimenticios se incorporan a los alimentos en cantidades muy pequeñas, muy por debajo de los límites de seguridad para el consumo humano.

Para establecer el límite de seguridad para el consumo humano, el aditivo o compuesto pasa por pruebas toxicológicas, basadas en los conceptos de ingesta diaria aceptable - IDA y análisis de riesgo.

La IDA es la dosis del aditivo o compuesto consumido por humanos que no produce aumentos estadísticos o biológicamente significativos en la frecuencia o severidad de los efectos adversos en la población expuesta. Los efectos pueden ser producidos por esta dosis, pero no se consideran como adversos.

Antes de calcular la IDA es necesario conocer el nivel de efecto adverso no observado (sigla en inglés es NOEL). Para llegar al NOEL se da la más alta dosis posible de un aditivo a la más sensible especie animal durante la mayor parte de su vida, sin que haya efectos tóxicos o adversos. Se expresa en mg / kg / día.

Entonces, la NOEL calculada para ese animal está dividida por un factor de seguridad, normalmente 100. Por ejemplo, si la NOEL obtenida para la especie animal utilizada en la prueba toxicológica fue 100 mg / Kg / día, la IDA para humanos será de 1 mg / Kg / día.

Ejemplo: La IDA del ciclamato es 11 mg / Kg / día, lo que significa que un individuo de 80 Kg puede consumir diariamente hasta 880 mg de ciclamato, cantidad muy inferior a la consumida normalmente.